Lila Downs prueba ahora con el bolero

Tras un álbum combativo como Balas y chocolate, Lila Downs se adentra en un universo introspectivo con sentimientos como el desamor y la melancolía en Salón, lágrimas y deseo.

“Las siento a ellas también como entre fronteras y también con los tatuajes como diciendo ‘este es mi cuerpo y yo hago con él lo que yo quiero’. Es muy de nosotras la actitud y la manera de contarlo también”.

Lila Downs, quien ha sido embajadora de Amnistía Internacional contra los feminicidios en México y apoya la educación de las niñas como vocera del Fondo Guadalupe Musalem, encontró inspiración para enviar este mensaje de fortaleza a las mujeres tras conocer testimonios de víctimas de violencia.

“Mujeres que han sido violentadas y luego aunque estén muy dañadas por fuera y por dentro se levantan y siguen pa’lante, eso siempre me impacta mucho. Hay personas que consideran que no deberíamos de pensar ni de opinar, ni de tener independencia”.

El primer sencillo de su nuevo álbum, Peligrosa, refleja el sentimiento de las mujeres en una relación abusiva.